viernes, 7 de septiembre de 2012

La casa extraña de los horrores


Por Raúl H. Pérez Navarrete


En su interior las escaleras conducen a ninguna parte y los pasillos parecen repetirse a cada paso. Afuera, en los jardines, luces enigmáticas y voces desconcertantes en sus rincones. Por doquier hay huesos sepultados mientras una enfermiza colección de guantes permanece finamente ordenada en un ropero. Este es el mundo de pesadilla creado por cinco músicos ingleses cuya apariencia parece arrebatada a un boceto perdido de Tim Burton. The Horrors es su nombre y Strange house el de su álbum debut.

Formada en el 2005, la agrupación liderada por el cantante Faris ‘Rotter’ Badwan y el tecladista Rhys ‘Spider´ Webb lanza un EP homónimo que contiene, entre otras, la peculiar “Death at the chapel” y el cover de Screaming Lord Sutch, “Jack the Ripper”. El 5 de marzo del 2007, Strange house llega a las tiendas acompañado del subtítulo “Sonidos sicóticos para fenómenos y bichos raros”.

Horror estroboscópico

Las fuentes de donde esta agrupación se inspira son tan diversas y tan oscuras como la mente de un asesino que pasó tristemente a la historia con el sobrenombre de Jack el Destripador y las memorables escenas de la cinta Nosferatu. Así mismo, composiciones como “Thunderclaps” muestran su inclinación por el surf rock mientras que “Excellent choice” y “Sheena is a parasite” delatan el gusto de sus integrantes por Velvet Underground, The Cramps y los Ramones. A pesar de lo anterior, o más bien por todo eso, The Horrors es una banda de su tiempo. Su música es inclasificable, una mezcla de garage, horror punk, películas de zombies e ilustraciones de David Hartman. En el aspecto visual, su debut en los canales de videos —de la mano del direrctor Chris Cunningham y la actriz Samantha Morton— se enfrentó a la censura, situación que añadió a su negra aura un elemento atractivo más. Los personajes de algunos de sus temas son seres fetichistas, obsesionados con el número cinco o guantes extraviados. Al igual que los personajes de varios cuentos de Poe, su objeto de deseo es finalmente letal; contrariamente a estos, para Cunningham —responsable del “Come to daddy” de Aphex Twin— significó un acierto más aunque vetado en algunas cadenas televisivas que alegaron el excesivo uso de la luz estroboscópica.




Fenómenos y bichos raros

Por último, ¿por qué escuchar a The Horrors? ¿A quién podría interesarle su música? La forma contestar a estas y otras interrogantes similares requiere necesariamente más preguntas:

a) ¿Te gustan las películas de Tim Burton?
b)¿Lovecraft y Poe son tus escritores favoritos?
c) ¿Alguna vez imaginaste al cadáver de Jim Morrison cantando punk en ácido?
d) ¿Te consideras un fenómeno o un bicho raro?


Si respondiste afirmativamente al menos tres veces a lo planteado anteriormente, entonces The Horrors es para ti.

2 comentarios:

Guillermo Ch A dijo...

No es de mí considerarme algo que no soy del todo, pero bueno...
The Horros ha utilizado este tipo de sonidos y rítmicas percusiones en "Strange House" (2007), después de 2 años presentan el LP "Primary Colours" un buen disco algo diferente a los sonidos raros del anterior, muy bueno por cierto, pero la onda del "horror" no la llevo mucho esta banda ya que Primary Colours y el mas reciente "Skying" (siendo unos de mis favoritos) han llevado mas el genero alternative indie rock. Aunque la esencia del Strange House no se cambia por nada. Saludos.

Raúl H. Pérez Navarrete dijo...

Hola, Guillermo, saludos.

Sí, conozco los dos discos que mencionas y sí, son muy buenos y se alejan de lo hecho en Strange House.

Este artículo es reciclado, lo hice antes de la salida de Primary colors y debo decir que me sorprendieron con el cambio.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...